domingo, 2 de agosto de 2009

La Jaula de Faraday



La Jaula de Faraday es cualquier recubrimiento metálico (superficie conductora), bien conectado, con la característica de aislar las perturbaciones producidas por los campos eléctricos externos. De esta manera, las descargas que se producen en el exterior de la jaula no afectan el interior de esta.

El efecto Jaula de Faraday, provoca que el campo electromagnético en el interior de un conductor en equilibrio sea nulo, anulando el efecto de los campos externos. Esto se debe a que, cuando el conductor sujeto a un campo electromagnético externo, se polariza de manera que queda cargado positivamente en la dirección en que va el campo electromagnético, y cargado negativamente en el sentido contrario. Puesto que el conductor se ha polarizado, este genera un campo eléctrico igual en magnitud pero opuesto en sentido al campo electromagnético, luego la suma de ambos campos dentro del conductor será igual a cero (0).





La Jaula de Faraday se pone de manifiesto en numerosas situaciones cotidianas, por ejemplo; el mal funcionamiento de los teléfonos móviles en el interior de ascensores o edificios con estructura de rejilla de acero imposibilitando captar o recibir la señal, un traje metálico (que emplean los trabajadores electricistas) o el chasis de un aparato eléctrico.


Este fenómeno, descubierto por Michael Faraday, tiene una aplicación importante en protección de equipos electrónicos delicados, tales como repetidores de radio y televisión situados en cumbres de montañas y expuestos a las perturbaciones electromagnéticas causadas por las tormentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada